Las ventajas de contar con un seguro de vida

Las ventajas de contar con un seguro de vida

Por: Vida Sensata

La mayoría de las personas elaboran sus planes financieros en función del período de vida activo, pero pocos estiman qué pasará si esto se ve interrumpido de golpe por un cambio abrupto, pérdida del empleo o una larga incapacidad.

Nunca es tarde para planificar las finanzas. La vida es una sucesión de metas y eventos financieros que necesitan de una hoja de ruta que defina cómo alcanzarlos durante un período de tiempo determinado. Aunque debe contar con un norte claro, esta guía debe ser capaz de adaptarse a las diferentes situaciones e imprevistos, como un gasto extra, el cambio o pérdida del empleo o una larga incapacidad.

La mayoría de las personas elaboran sus planes financieros en función del período de vida activo: ahorrar e invertir sin agotar el dinero para construir un patrimonio. Durante este proceso, mucha gente prescinde de la protección financiera que, para todos los casos, permitirá enfrentar los traspiés con resiliencia.

En términos prácticos, la protección financiera no es otra cosa que la prevención y la mitigación de los riesgos futuros; dentro de este rubro se encuentran los seguros. Es un error escalar financieramente sin protección, en cualquier momento puede ocurrir un hecho inesperado que obstaculice la continuación del proyecto de vida tal y como se tenía pensado. Por eso es fundamental adquirir un producto que cubra las necesidades y las contingencias, con el fin de continuar el camino sin mayores sobresaltos.

¿Por qué es importante tener un seguro de vida?
Los seguros de vida son un mecanismo que permite amparar situaciones difíciles sin llegar a comprometer las finanzas propias o de la familia. La cobertura básica de este tipo de seguros es la indemnización por el fallecimiento del asegurado; sin embargo, las aseguradoras cuentan actualmente con una gran oferta de coberturas adicionales que se ajustan al momento de vida de cada persona. Hoy las compañías de seguros se preocupan más por robustecer la oferta de amparos para disfrutar en vida que por causa del fallecimiento.

Aquí tres momentos de la vida que merecen contar con un seguro de vida:

Cuando se alcanza independencia económica: la entrada al mundo laboral permite una relación más cercana con el mundo financiero. Si bien, a este punto, algunas personas ya tienen productos bancarios, este es el momento en el que se cimientan las bases de la planeación financiera, pues las personas comienzan a construir su proyecto de vida individual alrededor de dinero.


Ser soltero no es ningún obstáculo para adquirir un seguro de vida. Por ejemplo, si los padres dependen económicamente del asegurado y ocurre algún contratiempo, ellos no quedarían desamparados.

Al conformar familia: durante esta etapa de la vida las preocupaciones cambian. Cada uno de los cónyuges busca mecanismos de protección integral que les permitan, en caso de fallecimiento o invalidez de alguno de ellos, cubrir las necesidades del hogar a corto, mediano y largo plazo.
Adicionalmente, en las familias con menores de edad, los padres buscarán proteger la educación y el sostenimiento de los niños.

Al organizar un viaje: este es uno de los eventos más planeados de la vida; sin embargo, nadie está exento de sufrir algún imprevisto que interrumpa el itinerario. Estas pólizas tienen un rango muy amplio de coberturas que contempla cualquier contratiempo desde el inicio hasta el final del viaje.
Adquirir un seguro de vida es la mejor manera de disfrutar una temporada de descanso sin ninguna preocupación.

Fuente: Actualicese – Johanna Valderrama Casas

Para mayor información, completar el formulario





No pierdas tiempo

Cotizá un seguro a tu medida

Suscribite a nuestro newsletter

Seguinos en Facebook

M1 Specialty
Prudencia Seguros
Cruz Roja Argentina
SSN

Superintendencia de Seguros de la Nación
0800-666-8400 - www.ssn.gob.ar

Copyright ©2020 Vida Sensata - Todos los derechos reservados | Privacidad y Legales.

Estamos a tu disposición