Vida saludable: Los alimentos que se deben consumir y los que no, para dejar de fumar

Vida saludable: Los alimentos que se deben consumir y los que no, para dejar de fumar

Por: Vida Sensata

Un estudio realizado en una universidad estadounidense arroja resultados que podrían contribuir a mejorar la vida de aquellos que quieren abandonar el hábito de fumar.

 

El tabaquismo es una de las adicciones más conocidas y, al mismo tiempo, más difundidas e insertas en la sociedad. La nicotina es el componente de los cigarrillos que provoca la adicción y la dependencia por parte de la persona. Sin embargo, no se trata de la sustancia más perjudicial para el organismo, ya que son la combustión de los alquitranes y el dióxido de carbono los elementos que impactan negativamente en la salud.

 

Debido a los daños en el organismo, a las campañas de prevención de enfermedades o a una combinación de ambas y otros factores, son muchas las personas que buscan dejar el hábito de fumar. No obstante, es muy difícil hacerlo de un día para otro, ya que se trata, finalmente, de una adicción tan fuerte como otras. Por eso, es frecuente que quienes persiguen este objetivo traten de encontrar complementos que contribuyan a que puedan dejar de fumar.

 

Entre los diversos consejos que se pueden encontrar entre los especialistas y la información que circula por internet, una de las pautas que se presenta como clave es la alimentación.

 

Actualmente, está probado que muchas personas que quieren dejar de fumar tratan de saciar la necesidad de fumar a través de la comida. Es por eso que muy frecuentemente ganan peso como consecuencia de que ingieren alimentos en demasía.

 

“Los fumadores a veces confunden el hambre con las ganas de fumar», según explicaba Jeffrey P. Haibach, investigador del departamento de Salud Comunitaria y hábitos saludables de la Universidad de Búfalo, Estados Unidos.

 

De este modo, el experto entendió que si fuera posible lograr esa sensación de saciedad con alimentos que tengan además la capacidad de reducir la necesidad de consumir tabaco, quizá sería posible dejar de fumar. Con ese objetivo, Haibach y su equipo comenzaron una investigación.

 

En el estudio concluyeron que aquellos fumadores con una ingesta superior de frutas y verduras fumaban menos cigarrillos al día, esperaban más tiempo a fumar su primer cigarrillo del día y mostraban una dependencia menor a la nicotina en las pruebas.

 

Después de haber entrevistado a más de 1.000 fumadores de más de 25 años de edad y haber hecho un seguimiento 14 meses después, los investigadores observaron que aquellos que incorporaban más frutas y verduras a su dieta tenían tres veces más posibilidades de dejar de fumar que los que no.

 

La relación entre la dieta y el tabaquismo era algo que ya se había identificado en estudios anteriores, pero la duda que no se había despejado era si el consumo de frutas y verduras se incrementaba como consecuencia de dejar de fumar o si, a la inversa, gracias a las mejoras en la alimentación se conseguía reducir el hábito, que es lo que concluye este estudio.

 

¿Qué alimentos son los que pueden contribuir a dejar de fumar?
Los autores del estudio indican que “es probable que las frutas y verduras logren una dependencia menor a la nicotina, que la fibra de estos ingredientes genere mayor sensación de saciedad, pero también que empeoren el sabor del tabaco».

 

Otro estudio anterior, también publicado en el Journal Nicotine & Tobacco Research, investigaba precisamente en los alimentos que podrían formar parte de una «dieta para dejar de fumar» por hacer menos apetecibles los cigarros o ser «el comienzo para la creación de un chicle o una pastilla con este fin».

 

Según se pudo comprobar en un estudio realizado por investigadores de la Universidad Duke de Carolina del Norte (EE. UU.), algunos alimentos empeoran el sabor del cigarrillo, entre ellos las frutas, las hortalizas y los productos lácteos.

 

Por el contrario, los autores de la investigación indican que «consumir abundante carne, alcohol o café produce el efecto contrario, ya que realza su sabor, por lo que es probable que haga más atractivo el hábito de fumar”.

 

Haibach, el autor principal del estudio, asegura que el cambio en la dieta «debería formar parte de las recomendaciones para dejar de fumar», aunque advierte de que hay que tomar estos resultados con cautela, dado que hacen falta más estudios para identificar los mecanismos que expliquen cómo las frutas y verduras pueden ayudar a los fumadores a dejarlo».

 

Sin embargo, es importante aclarar que el cambio en la alimentación puede impactar en forma positiva en la salud, más allá del hábito de fumar. Si una dieta más rica en estos alimentos no le sirve para al menos a disminuir su consumo de tabaco, lo que sí es seguro es que le ayudará a reducir el impacto que el humo del tabaco tiene sobre su organismo.

 

Por Martina Stutz Dohmen – iProfesional.

Para mayor información, completar el formulario





No pierdas tiempo

Cotizá un seguro a tu medida

Suscribite a nuestro newsletter

Seguinos en Facebook

M1 Specialty
Prudencia Seguros
Cruz Roja Argentina
SSN

Superintendencia de Seguros de la Nación
0800-666-8400 - www.ssn.gob.ar

Copyright ©2020 Vida Sensata - Todos los derechos reservados | Privacidad y Legales.

Estamos a tu disposición